ANÁLISIS: Ya he terminado Dragon Ball Z Kakarot y esto es lo que necesitas saber si estás pensando comprarlo PS4 XBO PC

3

Dragon Ball vive un excelente estado de forma. Hace unos años el anime volvió con Dragon Ball Super y posteriormente la película de Dragon Ball Super: Broly fue un éxito a nivel mundial. Centrándonos en el mundo de los videojuegos encontramos varias alternativas como Dragon Ball Xenoverse, Dokkan & Legends para móviles y el genial Dragon Ball FighterZ que ha arrasado a nivel competitivo. Todo eso era motivo de alegría pero al fan tradicional de la serie le faltaba algo. Cuando se anunció DragonBall Z: Kakarot todo el mundo coincidió con el mismo sentimiento: ojalá esta vez sea la definitiva.

Bandai Namco y CyberConnect2 han tenido claro desde el primer momento que este título va dirigido al fan más tradicional de la franquicia. Prueba de ello es el genial anuncio que vimos hace unos meses y que apelaba a la nostalgia mientras suena el opening de la serie y nos hacía recordar a los momentos de nuestra infancia viendo la serie. Precisamente esa es la intro del juego, toda una declaración de intenciones que consigue ponernos los pelos de punta con la sensación de estar volviendo a vivir algo que nos emocionaba.

¿Lo han conseguido? Los fans de la serie están más que encantados con un juego que hace muchísimas cosas bien. Dragon Ball Z: Kakarot no es un juego perfecto, tiene fallos que no gustarán a los detractores. Fallos que perdonarán los fans. En breve hablaremos sobre ellos pero es justo decir que resulta la mejor representación del Universo Dragon Ball que se ha hecho en mucho, mucho tiempo.

Como ya sabréis el juego narra la historia de Kakarot desde la llegada de Raditz a la tierra hasta el final de la saga de Bu. Todos nos sabemos la historia de memoria pero CyberConnect 2 ha sabido contarla de una forma especial dando igual importancia a los momentos más épicos como a los detalles más pequeños.

De esta forma empezamos con Goku paseando con Gohan y viviendo escenas de lo más cotidianas como si de un capítulo de la serie se tratara. Por un momento nos olvidamos de las peleas y nos sentimos dentro del Dragon World. Posiblemente esa sea una de las mayores virtudes del juego. Es realmente una gozada surcar los cielos a toda velocidad mientras recogemos emblemas mientras suena la banda sonora del juego.

El juego nos plantea la opción de seguir las misiones principales o de hacer secundarias. Las segundas amplían la información de algunos personajes pero en general su planteamiento es bastante pobre y nos hacen hacer de recadero, pelear o encontrar objetos por el mapa.

Es comprensible que de cara a los encuentros aleatorias sea difícil encontrar enemigos débiles con los que luchar pero podrían haber pensado en que pelear contra el Robot Calavera tantas veces durante las decenas de horas que dura el juego se hace bastante pesado.

Pero volvamos a lo bueno. El juego te lleva de la mano durante los arcos principales y te hace sentir partícipe de ello. Y eso es todo un acierto. Cada personaje solo puede aprender las técnicas que sabía en ese momento en la serie y no se produce ninguna incongruencia. Y no creáis que todo pasa rápido porque lo más normal es que el primer arco de los Saiyans os dure unas 8 o 9 horas.

Uno de los detalles que más me han gustado del juego es que escala de forma lógica los niveles de poder. Al principio del juego hacemos unos modestos 300 de daño. La cifra empieza a volverse un poco loca al llegar a Namek. Intentad captar el Ki de Frizer y os llevaréis una sorpresa (esos detalles son la bomba). Los niveles de daño en la saga final de Buu ya alcanzan los millones de puntos de daño y es algo que inevitablemente nos saca una sonrisa.

En el Dragon World hay un montón de cosas que hacer. Necesitaremos encontrar emblemas y medallas para aprender técnicas, pescar para pedirle platos a Chichi y mejorar nuestros atributos, participar en minijuegos como el béisbol o las prácticas del carnet de conducir, farmear contra enemigos potenciados o encontrar la manera de colocar los emblemas en la Comunidad. Esto último puede ocuparnos horas pensando en las mejores combinaciones pero la realidad es que al final no se notan demasiado los efectos y es una pena. A partir de la saga de los Androides también podremos buscar por el mapa las bolas de dragón y pedirle un deseo a Shenron como objetos raros o volver a pelear contra personajes ya vencidos.

A nivel de detalle se agradece un montón la inclusión de una enciclopedia un toneladas de información de la serie: personajes, localizaciones, técnicas y hasta una colección de cartas retro que hará la delicia de los más coleccionistas.

A los fans del anime les encantará saber que el juego incluye una selección de algunos temas de la banda sonora. Es algo que te mete dentro de la historia y que emociona pero se trata de remezclas que suenan un poco extrañas pero que cumplen con su cometido.El resto de nuevas canciones encajan a la perfección y funcionan de forma perfecta.

¿Que sería un juego de Dragon Ball sin combates? Se trata de uno de los grandes pilares del juego. Hablemos claro, no tiene una profundidad ni encontraremos complejos combos pero es tremendamente divertido y no nos cansaremos de ello durante las 40-50 horas que dura el juego. De algún modo el sistema de combate se parece al que hemos visto en otros juegos de la compañía como Naruto Ultimate Ninja Storm.

Tenemos el botón de lanzar bolas de energía, el de recargar, el de esquivar y el de golpear a nuestro enemigo. Con los gatillos activamos los desplegables de ataques especiales, los ataques con personajes de apoyo o las transformaciones. También simplemente nos protegemos de los golpes del enemigo. Uno de los detalles que se agradecen es que estas transformaciones son fieles a la historia de la serie. Si activamos el Kaioken hacemos una mayor cantidad de daño pero la barra de vida nos baja poco a poco. Es el precio a pagar.

Los combates tienen un desarrollo similar. Se trata de bloquear los golpes del enemigo, hacer parrys y hacer que baje su barra de vida. En algunos momentos del combate se activan escenas que anuncian que tocara esquivar bolas de enegía, aprendernos el patrón de ataque o atacar a lo loco para lograr una ruptura.

No se trata de un juego difícil ni lo pretende en ningún momento. La filosofía desde el primer momento es que todo el mundo pueda disfrutar desde el primer momento. Eso sí, si nos quedamos con ganas de más y queremos derrotar a todos los enemigos secundarios, conseguir todo los emblemas, técnicas y coleccionables nos tocará sudar la gota gorda y la duración del juego aumentará hasta las 80 o las 100 horas.

A nivel visual encontramos luces y sombras. Empezamos con lo malo. El nivel de detalle del mundo en las fases de exploración es bastante pobre. Los escenarios, los árboles, las sombras. También el modelado de los personajes en algunas diálogos pero es algo que los fans de la serie no tendrán en cuenta y sabrán perdonar.

Por contra en las escenas cinematográficas el juego luce impresionante. Es una pasada ver cómo se han recreado las escenas y los personajes, la iluminación y la dirección artísrica es de 10. Se nos han puesto los pelos de punta con muchas, muchas escenas. También hay que decir que hasta la fecha por algún motivo no se pueden compartir las capturas del juego y esperamos que lo solucionen con algún parche como el que sacarán reduciendo los tiempos de carga entre niveles.

Conclusiones

Dragon Ball Kakarot es un regalo para los fans de la obra de Akira Toriyama, un juego repleto de detalles que disfrutamos de principio a fin y que nos mantiene con una sonrisa en la boca incluso cuando matan al pobre Krilin.

2020 ha empezado con días de frío, de viento, con la resaca de las fiestas navideñas pero llegar a casa con la ilusión de un niño poner el juego y recordar viejos tiempos es algo que hoy en día no tiene precio.

Nota: 8

7 3

3 comentarios

23 de January de 2020 - 03:32
#5 LORDDKNO
yo no lo jugue , lo estoy viendo jugar , pero lo que no esta gustando es que no sea de todo rpg ... los cuales llegado a cierto punto o te pide tener un nivel cercano al enemigo o ser muy bueno jugando ... con cada arco te dan un chute de exp y te suben para nivelar los nivles ... cuando lo normal en este tipo de juego es que te manden a farmear exp con enemigos mas debiles para nivelar ... y esa es otra , no estoy viendo muchas misiones o variedad de enemigos ...

3 0

22 de January de 2020 - 16:48
#3 MANILAGORILA
#1 @enroca_la_roca juega a tu ritmo sin comparar con los demás. Si cuando lo terminas te quedan ganas de más siempre puedes seguir explorando, haciendo secundarias y hasta revisitando arcos con la capsula del tiempo de Trunks. En resumen sigue disfrutandolo :D

3 1

22 de January de 2020 - 16:59
#4 SOMBRASST
#1 @enroca_la_roca Ahora que sé que con el último parche no es problema dejarse cosas atrás yo voy a jugarlo a mi ritmo tranquilamente. Y si se quedan cosas atrás siempre se puede volver con la máquina del tiempo y hacerlas.

3 2

Deja tu comentario

Necesitas estar registrado o iniciar sesión con tu cuenta Memondo para poder participar.