Historias de guerra: La autopista de la muerte

3

Introducción

No tenía pensado escribir esta historia, o al menos no próximamente, pero algunos acontecimientos han hecho que la situación cambie.
Recientemente se ha lanzado la entrega más reciente de la longeva franquicia Call of Duty, y por lo que parece está levantando pasiones tanto para bien como para mal. Esta nueva entrega, desarrollada por Infinity Ward, parece por fin haber escuchado a la comunidad, e incorpora una campaña como las que no se veían desde hace ya un tiempo en el mundo de los shooters en primera persona. La historia sigue a un elenco de personajes en una trama de terrorismo, contra-terrorismo y trapos sucios que envuelve a EEUU, Reino Unido, Rusia y Oriente Medio. Inspirada por los conflictos que han tenido lugar en esta región durante las últimas décadas, la trama presenta situaciones realmente crudas y que ciertamente recuerdan a aquellas que protagonizaron algunos escándalos en la industria, por un motivo u otro.

La situación es la siguiente: estadounidenses y británicos apresan a un líder terrorista, a lo que sigue un tenso escape y nuevos desarrollos del guión. Siguiendo la pista del fugitivo, los protagonistas preparan una emboscada en una vapuleada carretera, llamada "Tariq almawt" o "la carretera mortal", la cual fue bombardeada por las fuerzas aéreas rusas cuando invadieron el lugar, matando a quien trataba de huir. Allí, el protagonista, un operativo de la CIA, entrena con un grupo de guerrilleros en el uso de un rifle de precisión, preparándose para el siguiente paso del plan. El panorama es desolador, con restos carbonizados de vehículos ocupando la carretera, y dejando entrever los hechos de la fuerza invasora. No obstante, la historia en la que se basa es un tanto distinta en lo que a protagonistas se refiere...

Autopista de Basora

Oriente Medio, 2 de agosto de 1990, las tropas iraquíes toman el control de Kuwait tras planear en secreto y al milímetro para que no se supiese del plan. Tras cruzar la frontera partiendo de la ciudad de Basora, los iraquíes se hacen con el control de los puntos clave del país y esto causa una reacción internacional. Las medidas tomadas contra Irak van subiendo el nivel gradualmente conforme transcurren los meses. Condena internacional, sanciones económicas, embargo naval, bloqueo aéreo... lo que se esperaba, vamos. No obstante, la última resolución de la ONU autoriza la represalia internacional y lanza un ultimátum a Irak: los invasores deben abandonar Kuwait antes del 15 de enero de 1991, de lo contrario se exponía a ataques de países externos.

En vista de la situación, EEUU y Reino Unido preparan la invasión de Irak, la cual se consideró con total seriedad, ya que el objetivo era considerado la cuarta potencia militar del mundo en ese momento. Bajo el mandato de la ONU, los estadounidenses lideraron una coalición de 34 países que abarcaban desde americanos del norte y del sur hasta africanos, pasando por asiáticos, europeos y oceánicos, llegando a contar incluso con el apoyo de los muyahidin afganos. Una coalición en toda regla que el 16 de enero se lanzó contra los iraquíes, los cuales les superaban en número por mucho.
Los iraquíes no tuvieron oportunidad y pese a intentar atacar a países cercanos como Arabia Saudí o Israel con misiles, la ofensiva se saldó con una derrota desastrosa para estos, los cuales sufrieron bajas devastadoras ante las armas de sus enemigos, las cuales eran mucho más avanzadas. Privados de defensa aérea, los iraquíes sufrieron en su propio país los bombardeos de la coalición, la cual se cebó con sus ciudades, reduciéndolas a escombros conforme lanzaban sobre ellas todo su arsenal. Tras 6 meses y algunos días, tras la mediación de la Unión Soviética, Irak accedió el 21 de febrero a retirarse de Kuwait, abandonando el país ocupado derrotados y completamente desmoralizados.

La autopista 80 era una enorme autopista que conectaba las ciudades fronterizas de Kuwait con Basora, la segunda ciudad de mayor tamaño de Irak en lo que población se refiere, y la vía principal que decidieron utilizar los iraquíes para evacuar sus tropas del país vecino. La retirada, iniciada el 21 de febrero, fue correspondida por la coalición, y EEUU anunció que se cesarían las hostilidades unos días después, el 28 de febrero, y fue ratificada el 3 de marzo.

No obstante, mientras los iraquíes abandonaban Kuwait mediante cualquier vía que pudiesen utilizar. Muchos optaron por cruzar el gran río eufrates, pero muchos otros volvían a casa por la ya mencionada autopista utilizando cualquier vehículo que pudiesen hallar. La autopista facilitó el traslado de personal en tanques, camiones y todo-terrenos militares además de multitud de vehículos civiles. Choches, furgonetas, camiones, autobuses... todo valía para salir de allí cuanto antes. Pero la coalición, y Estados Unidos en particular, tenía otros planes. Los días que abarcaron del 25 al 27 de febrero, aviones de las fuerzas aéreas estadounidense y canadiense atacaron al enorme convoy que se batía en retirada, alegando los Estados Unidos que aquellos hombres se retiraban para reagruparse y reorganizarse.

Aprovechándose de su completa superioridad aérea, la aviación estadounidense atacó a los iraquíes, bombardeando la cabeza y la cola del convoy y dejando atrapados a quienes se retiraban. Sin poder avanzar ni retroceder, los iraquíes quedaron acorralados en un enorme embotellamiento, del cual no había salida. Los estadounidenses bombardeaban y volvían a base, rearmándose y volviendo a despegar una vez más para bombardear a quienes habían quedado atrapados. y así una y otra, y otra, y otra, y otra vez. A los estadounidenses se unieron los canadienses, y cuando se dieron por satisfechos el convoy había sido aniquilado. Toda clase de vehículos habían quedado reducidos a chatarra humeante, desde tanques a coches civiles, y quienes no habían podido huir no eran más que cadáveres calcinados.
Esta situación continuó en la autopista 8, la continuación de la ya mencionada carretera en territorio iraquí el 2 de marzo, en lo que hoy se conoce como la batalla de Rumalia, donde fuerzas estadounidenses aniquilaron, haciendo uso de la misma excusa, a fuerzas acorazadas iraquíes que huían hacia el lago Hammar para luego retirarse hasta Bagdad.

Los números exactos de aquello se desconocen, pero se estima que murieron entre 15.000 y 20.000 personas, unas 2.000 siendo tomadas prisioneras y que fueron destruidos más de 2.000 vehículos, vulnerando artículos de la Convención de Ginebra que prohíben atacar a aquellos combatientes que han depuesto las armas (artículo común III). La autopista fue reparada posteriormente y utilizada por los estadounidenses y los británicos en la invasión de Irak de 2003.

Conclusión

No es la primera vez que se ha acusado a la franquicia de hacer campaña a favor de Estados Unidos, y esto es algo que cada vez se ha ido volviendo más notorio. Mientras que la entrega de 2007 y su secuela se mostraba a los diferentes implicados de un color gris, que tenían tanto bondades como vicios, esto se ha ido abandonando poco a poco en pos de hacer figurar a cierto país como el héroe indiscutible de la historia, defensor de todo lo que es bueno y azote del malo malísimo de turno. Pero nunca se había llegado a este punto, y esto es algo de lo que Activision era consciente, ya que se decidió tomar algunas medidas especiales a la hora de su la venta del título en Rusia.
Las acusaciones se han hecho más que patentes, lloviéndole al título toda clase palos que abarcan desde propaganda a rusofobia pasando por un bombardeo de críticas negativas en metacritic donde muchos han dado rienda suelta a su frustración. Por otra parte, es bastante curioso como algunos defienden que trasladar los hechos como ocurrieron carece de la importancia que tuvo en el pasado con otros títulos debido a que se trata de una historia de ficción.

Queda por ver si este evento y la discusión desatada a su alrededor llegará a alguna parte o quedará en una mera anécdota, un pie de página en una muy larga franquicia. Pero por otra parte no se puede negar que una vez más, se ha perdido una oportunidad muy interesante de dar a entender que no hay país libre de culpa y que tenga las manos limpias, pudiendo tratar el tema sin señalar a nadie al tiempo que se narra una buena historia. Pero otra vez será, supongo. O no.

2 3

3 comentarios

7 de December de 2019 - 15:21
#2 ABCA98
#1 @el_cid_1994

1 0

7 de December de 2019 - 13:03
#1 EL_CID_1994
Hola. Vuelvo después de mucho tiempo para decir que el articulo está mal. No fueron los rusos quienes bombardearon esa carretera, fueron los estadounidenses en un crimen de guerra.

1 1 2

8 de December de 2019 - 12:45
#3 EUROPANZER
#1 @el_cid_1994 Creo que deberías volver a leer el texto...

0 0

Deja tu comentario

Necesitas estar registrado o iniciar sesión con tu cuenta Memondo para poder participar.