El trasfondo en Nintendo: Pikmin WiiU

18

Introducción

¡Buenos días a todos! Tras un par de meses de estudios, el verano nos trae una gran oportunidad para dedicarnos a lo que más nos gusta. En mi caso me gusta disfrutar y me gusta haceros disfrutar con una lectura interesante sobre una de nuestras aficiones: los videojuegos. Esta vez no hablaré de Pokémon como acostumbro sino de otro juego de Nintendo: Pikmin. Relataré en líneas generales de qué va la saga y explicaré el trasfondo que prácticamente actúa como motor de la saga, algo que va más allá de lo que se muestra expresamente.
La idea de realizar este artículo proviene de este vídeo, al igual que gran parte de las cosas que diré. En definitiva, es este vídeo con mi toque personal. Si sabes inglés podrías echarle un buen vistazo:

La profundidad en Nintendo

Antes de empezar con Pikmin querría comentar este tema. Más de una vez he dejado caro que Nintendo es mi empresa de videojuegos. Tengo consolas de otras empresas y he jugado a muchos juegos, admiro muchas sagas aunque no sean parte de mi vida. Sin embargo, Nintendo es mi empresa y a la larga es la que elegiría frente a cualquier otra.
Una de las cosas que más me gustan de Nintendo es que muchas veces no tiran por hacer algo espectacular sino algo que, desde su simpleza, crean algo divertido y se pueda disfrutar. Muchos de sus juegos no requieren que se les dediquen muchas horas, con un par de niveles de prueba ya cumplen el objetivo de ser divertidos.

Por otro lado, y esto también me hace apreciarlo, muchos de sus juegos combinan tramas o un trasfondo muy adulto sin dejar de ser para todos los públicos. Pueden crear cosas que enganchan, historias muy humanas y sinceras o hasta presentar ideales completamente maduros sin la necesidad de incluir cosas que hagan que los niños no lo puedan jugar. Muchas veces hasta parece que camuflan todo esto con el halo infantil, cosa que hace Hora de Aventuras por poner un ejemplo (yo solía ser un escéptico de esta serie, pero cuando descubrí lo que era me enganché por completo). Por supuesto, Nintendo no es la única compañía que lo hace y hay sagas en las que el contraste entre luz y oscuridad es una de sus características principales (Kingdom Hearts es paradigma de esto).

Pero bueno, no puedo evitar pensar que esta doble lectura que Nintendo ofrece en sus juegos, la infantil y la adulta, es uno de los motivos de sus éxitos entre gente de todas las edades y todo tipo, junto con su jugabilidad basada puramente en la diversión; esto lo han hecho de distintas formas a lo largo de todos los juegos:
Los juegos de Kirby suelen carecer de una historia muy compleja, pero el toque adulto aparece tanto en la dificultad endiablada de algunas zonas como en los oscuros diseños de los jefes finales.
Otras sagas como Zelda o Paper Mario se acercan más al mundo real. Muestran muchos personajes despreocupados, alegres, infantiles, divertidos, pero a la vez un mundo oscuro y adulto. Porque en nuestro mundo también hay ambas cosas, se mantienen al margen. Un mundo de luz para los habitantes corrientes, pero con una oscuridad que lo amenaza.
MOTHER llega más allá y ocurre en un mundo más grotesco. Tramas muy duras aderezadas con personajes y monstruos de lo más bizarro posible (en el sentido inglés de la palabra).
Pokémon es más diferente. Apenas toca los temas más oscuros pero es tan sumamente amplio que deja entrever que hay mucho más de lo que nos enseñan. Pequeños detalles dan pie a que los fans traten de imaginar cómo es realmente su universo, creen teorías y comprendan los ideales que en los juegos solo se muestran de pasada.

Por último llega el momento de Pikmin. La trama de esta saga es prácticamente adulta y si analizas bien el argumento podría perfectamente pasar por el de una película de Ciencia Ficción común. Sin embargo, es adornada con los coloridos paisajes y divertidos enemigos que gustan tanto a Nintendo, dando la sensación a la gente que no se fija de que es un juego completamente infantil. La historia no lo es, ni mucho menos el gameplay; y, como veremos ahora, su trasfondo es muchísimo más profundo y complejo.
Sin más dilación, vamos allá:

La trama vista por el jugador

Pikmin fue uno de los primeros juegos de Gamecube y su segundo AAA tras Luigi’s Mansion. Fue una IP nueva de Nintendo que salió con la consola como puede ser Arms, algo arriesgado puesto que los primeros meses de una consola nueva son vitales. Probablemente su popularidad habría permanecido más tiempo si hubieran incluido a Olimar en Smash Bros. Melee en lugar de en Brawl puesto que hacía menos tiempo desde que apareció su juego, pero decidieron no hacerlo.

Esta historia comienza con un trágico naufragio. Olimar, un padre de familia que trabaja en una empresa transportista. Un día un asteroide impacta con su nave y Olimar pierde en control, entrando dentro de la atmósfera de un planeta. Por suerte acaba ileso pero aunque tiene a su lado el armazón de la nave muchas de las piezas han acabado desperdigadas en diversas partes del planeta. Para más inri, la atmósfera del planeta es muy rica en oxígeno, muy tóxico para su especie y calcula que sus sistemas vitales solo durarán 30 días más, con el fatal destino que sigue después de eso. Sin embargo, Olimar no desespera y trata de ver qué tiene a su alrededor que pueda ayudarle. Las plantas parecen ser descomunales en este planeta, mucho más grandes que el propio Olimar. Descubre una extraña nave que libera una especie de semilla y se planta delante suya; tira del brote que aparece delante suya y desentierra un extraño ser que le mira fijamente. Decide llamarlo “Pikmin”. Pronto se da cuenta de que el Pikmin le sigue allá donde va y descubre que el Pikmin lleva unas píldoras que saca de las flores gigantes a su nave, tras lo cual la nave lanza más semillas de Pikmin. Se deduce que esta es su forma de reproducirse, dar nutrientes a la nave para que se produzcan más semillas; sin embargo, sin pequeños y débiles, por lo que apenas pueden sobrevivir en un ambiente hostil. Logra reunir un buen número de Pikmin e, investigando la zona, encuentra la parte de la nave que le permite volar dentro de la propia atmósfera para poder llegar a otras partes del planeta y poder pasar la noche alejado de la tierra, ya que es cuando las terribles bestias que habitan el planeta despiertan. Tras esto va descubriendo más zonas y otras variedades de Pikmin con distintas habilidades, gracias a lo cual puede encontrar el resto de partes de la nave antes de que pasen los 30 días y así volver a casa.
En líneas generales esa es la historia. Realmente no es tan compleja, como he dicho antes es el argumento de una película cualquiera de Ciencia Ficción con algunos detalles de videojuego. Lo realmente importante son sus consecuencias sobre los otros dos juegos, como veremos a continuación. Hay dos claves en la continuidad de la saga: el planeta Pikmin y qué significa Olimar para los Pikmin. Abordaremos eso más adelante.

El segundo juego comienza justo donde se quedó el anterior. Olimar llega a la tierra para ver que su empresa ha quebrado por culpa de un nuevo trabajador, Louis (aunque el jefe cree que el motivo por una trola).Olimar está devastado y se le cae de las manos un objeto que le habían dado de recuerdo los Pikmin; el objeto cae en una balanza que mide el precio y en la pantalla se indica que tiene un valor muy alto. El presidente de la empresa de Olimar toma entonces la decisión de mandarlos a él y a Louis de vuelta a ese planeta para que encuentren muchos tesoros como ese y así puedan pagar la deuda de la empresa. Luego ya ocurren distintos detalles como que Louis se cae de la nave al entrar en la atmósfera, una gran parte del juego se desarrolla en cuevas subterráneas en las que encuentran nuevas especies de Pikmin y muchos tesoros y que en un momento dado Louis se pierde y tienen que ir a rescatarlo Olimar y el presidente.
La segunda entrega ofrece una experiencia más entretenida y fácil que la primera. Sí, las zonas finales son más difíciles, pero sin el límite de los 30 días el jugador puede estar mucho más relajado. También incluye divertidos textos como el correo que ambos exploradores reciben de sus familias y las descripciones de los trofeos y monstruos que vas encontrando.

La tercera entrega ya es de otro palo. La historia (con una introducción digna de una película) trata de un planeta en el que la falta de capacidad de planificación de sus habitantes les ha llevado a la ruina, haciéndoles acabar con todos los recursos de su planeta. Viendo este inminente problema lanzan una gran cantidad de sondas por todo el espacio para que encuentren algún planeta que tenga condiciones similares al suyo para así encontrar deliciosa fruta. Y así lo hacen, la sonda encuentra el planeta y se envía a un capitán, un ingeniero y una bióloga a explorar el planeta. Por supuesto, el aterrizaje es forzoso y cada uno de los exploradores cae en un lugar del planeta, pero gracias a la ayuda de los Pikmin logran reencontrarse. Tras encontrar distintos tipos de fruta y vivir distintas aventuras, vuelven a su casa
Esta aventura, sin llegar a tener tanta importancia porque se trata de una historia independiente, tiene sus detallitos que ayudan a la continuidad de toda la saga. Porque lo más importante que llevaban a su planeta no eran las frutas, sino sus semillas; los habitantes de Koppai eran impulsivos y consumían todos sus recursos sin preocuparse por el futuro. Sin embargo, gracias a sus aventuras en el planeta remoto aprendieron el valor de la cooperación y la planificación. Es cierto que tiene unos pocos agujeros: ¿Cómo una especie sin apenas idea de trabajo en equipo llega a desarrollar un programa espacial tan potente? Lo único que se me ocurre es la influencia de otros planetas como el de Olimar. Pero no hagamos tanto caso a esto como a su papel en la trama general.

La Tierra

Es algo que probablemente ya sabrás si estás leyendo estas líneas y realmente no tiene mucho que ver con el tema general de este artículo, pero es algo que no se puede obviar si estamos hablando de Pikmin. El caso es que este misterioso planeta de hostiles criaturas y gigantesca vegetación es nada menos que la Tierra, miles de años después de que se extinguieran los seres humanos. Olimar es un minúsculo ser que explora las ruinas de una civilización antigua.

Esto se muestra a lo largo de los juegos. En el primer juego se pueden ver bolsas de papel (que ya deberían estar degradadísimas, pero perdonamos esto) y latas de conservas, con las que interactuamos con nuestros Pikmin; de hecho, el objeto que nos dan al final del juego es una chapa de botella. El juego en el que más referencias se hacen es Pikmin 2, en el que el objetivo principal es encontrar todos estos tesoros como juguetes, pilas y utensilios (con marcas reales como Duracell, Haribo y 7-up para que se vea que es la Tierra) y encontramos zonas como un cuarto de baño, que es el área de agua del juego. En Pikmin 3 no hay tantas referencias, simplemente todas las frutas son de especies que se encuentran aquí y las áreas que se visitan tienen elementos de la Tierra.

Por supuesto, hay detalles que escaman, ¿todas las especies han evolucionado tantísimo como para cubrir todo el planeta de maleza pero hay tantos elementos que no se han degradado? Por muy cubierto de vegetación que esté todo, ¿no deberían verse claramente las grandes ciudades? Es como si a esas cosas se las hubiera comido la tierra. En todo caso, un juego de Nintendo que se desarrolla en un futuro post-apocalíptico (para los humanos) siempre es interesante.

La evolución de los Pikmin

Y después de tantas explicaciones vayamos al tema real: los Pikmin.
Estas criaturitas recuerdan mucho al concepto de las hormigas por la forma en la que llevan los objetos a la nave o a sus cebollas (sus propias navecitas): puede que sean mucho más pequeños y débiles que el resto de especies, manteniéndose en lo más hondo de la cadena alimenticia, pero pueden formar un ejército capaz de derrotar a cualquier enemigo. Puede que caigan muchos, pero en conjunto vencerán. Son el ejemplo perfecto de cómo muchos pueden tener fuerza suficiente para cualquier cosa aunque cada uno de ellos sea insignificante.
Sin embargo, esto implica necesariamente saber organizarse, y eso no es tarea fácil. Cuando Olimar llega al planeta los Pikmin están al borde de la extinción. Las cebollas estaban en un estado de actividad, con una única semilla de Pikmin protegida como la última esperanza, de forma desesperada. Olimar trajo una nueva esperanza a los Pikmin. Claramente no es de su mundo, pero no parece que vaya a hacerles daño. En realidad, Olimar está tan desesperado como los Pikmin, unos temen que sea el fin de su especie y el otro no volver a ver a su familia.

Durante el primer juego trabajan codo con codo. Y sí, parece que Olimar usa a los Pikmin en su propio beneficio, pero en el fondo se preocupa por ellos; si mueren todos, se advierte en Olimar más el sentimiento de culpabilidad que el miedo por volver a casa. Confiaron en él, le pusieron al mando y por una mala decisión acabó con su especie, no dio la talla.
Además, les acaba ayudando. La población de Pikmin aumenta considerablemente. Pero no es tan importante el número como la esperanza que les transmite: ven que aunque parezca que todo está perdido si se esfuerzan y encuentran a alguien en quien confiar pueden salir adelante, comprenden la importancia de tener confianza, descubren que aunque individualmente no sean nada en equipo pueden acabar con todos sus depredadores… en definitiva, se dan cuenta de que con fe y trabajando juntos pueden convertirse en dueños de su propio destino y dejar de esconderse. Deben convertirse en una mente colectiva y vaya si lo hacen.

Esta evolución en su comportamiento se observa en los siguientes juegos. Cuando llegan al planeta en la segunda entrega, Olimar encuentra un grupo de Pikmin rojos atacando a una cría de Bulbo rojo. Sin duda no es una gran hazaña, pero es un comienzo. En Pikmin 3 uno de los protagonistas, Charlie, se encuentra con un grupo de Pikmin ociosos, relajados sobre una lata; otro, Alph, se encuentra con unos Pikmin rojos que le piden ayuda para bajar su cebolla de una rama donde se había enganchado. No son grupos muy grandes pero al menos se observa un cierto descaro, una cierta tranquilidad, en estos amiguitos.
Así, Olimar ha llegado a salvar a toda una especie. No solo eso, sino que en Pikmin 3 al final del juego se narra que los koppaianos aprendieron lo que es el trabajo en equipo de los Pikmin, y todo esto es gracias a Olimar. Así llegamos lo más importante, ¿qué papel tiene realmente Olimar?

Un dios entre nosotros…

Puede que parezca exagerado, pero realmente no lo es. Pongámonos en el papel de los Pikmin: son unos indígenas en un planeta nada desarrollado tecnológicamente, donde no hay prácticamente vida inteligente y todo discurre según las leyes de la naturaleza. Un día aparece un ser que actúa de forma diferente al resto; no se mueve según sus instintos y no cede tan fácilmente ante las emociones, además de disponer de diversos artilugios que parecen casi magia.
Este ser les dirige, les dice qué tienen que hacer y cómo y siguiendo sus indicaciones todo sale bien. Vencen a bestias, llegan a lugares desconocidos y su especie cada vez es mayor en número. Llegado el momento se va al lugar de donde vino: las estrellas, habiéndoles dejado un gran regalo.
Realmente, esto recuerda a muchos casos que ocurrieron aquí, en la tierra, con indígenas que ven como dioses imbatibles a visitantes (o conquistadores) de otras civilizaciones. La gran diferencia es que Olimar no llegó a conquistarles sino a comandarles, ellos eran la raza elegida para alzarse y dominar el planeta pero hasta ahora vivían oprimidos por ser débiles; este ser les enseñó su verdadera fuerza, la que les hace estar en lo más alto de la cadena.

Para comprender esto es clave conocer la letra de la canción Ai no uta. Se trata de una canción utilizada en los anuncios de Pikmin en Japón, y que además se puede escuchar cantada por los Pikmin en el segundo juego. La letra de la canción es interesante, sin duda, y también algo dramática. Por ejemplo, describe la vida de los Pikmin como “llevar cosas, multiplicarse, luchar y ser comidos”, pero a mí lo que más me interesa es el último párrafo: “Te seguiremos por siempre, lucharemos en silencio y te seguiremos, pero no te pediremos que nos ames”.
Me parecen unas palabras con muchísima fuerza, sinceramente. Los Pikmin aman a Olimar (“Ai no uta” significa ”canción de amor”) de una forma que les lleva a obedecer todas sus órdenes aunque esto les lleve a la muerte. Es una completa devoción por Olimar, la clase de amor que pueden tener por su dios: él les guía y defiende pero no le pedirán que les ame de corazón. También aparece una vez más la mente en colmena de los Pikmin, su ciclo vital es lo que hace el grupo.
Para un joven chiquillo que solo quiere acción y humor, “Canción de amor” suena a la típica pastelada que hacen porque todas las canciones las tienen que relacionar con el amor romántico; sin embargo, es algo más profundo por ello, es la mezcla entre admiración y temor, es la mezcla entre amor puro y obediencia ciega. Es un sentimiento de unión con un ser, pero con el dolor que implica saber que ese mismo ser es superior a ellos; es seguir amando a un ser para el que pueden llegar a ser insignificantes. ¿Saco muchas conclusiones de una canción para un anuncio? Puede ser, pero recordemos que todo esto es una forma de arte: nunca se dice todo lo que se quiere expresar.

... pero a la vez el tipo más corriente

Lo que muchos no saben (yo no lo sabía hasta que me puse a investigar sobre esto, de hecho) es que hay más canciones basadas en Pikmin compuestas por el mismo grupo. Ai no uta fue un rotundo éxito en Japón así que es normal que aprovecharan esta situación. La canción se llama Namida Ga Afureta, “lágrimas desbordadas”.
Se supone que esta canción es desde el punto de vista de Olimar, mientras se dirige en la nave de vuelta a su planeta. En ella comenta que es capaz de expresar las palabras más complejas pero no de decir las más simples, pide perdón a los Pikmin por no haber sido capaz de decirles que les quería. Este, sin exagerar, es uno de los sentimientos más humanos que he visto nunca. Es muy sincero, la clase de sentimiento que todos hemos vivido alguna vez; miedo a abrirse a los demás y expresar lo importantes que son para nosotros. No es raro que no seamos capaces de dar el paso hasta que ya es demasiado tarde. Y es que Olimar es humano pese a lo que he estado diciendo antes. Todo lo humano que es un ser de pocos centímetros que vive en otro planeta dentro de siglos, pero vosotros me entendéis.

El caso, ¿conocéis el tópico del “chico normal que se convierte en un héroe”? Pues es un poco una basura. Para empezar está sobreexplotado y muchas veces el “tío normal” tiene un gran poder en su interior que desconocía, así que de normal nada; además, muchas veces hay un plot armor bestial y muchas de las cosas que hace podrían hacerlas también el resto de personajes que aparecen en la obra pero sería un problema para la historia.
Olimar sí que cumple a la perfección este papel. Es un tío normal y corriente, con un trabajo típico y una familia que le espera en casa. Vale, es un hombre intrépido que es capaz de hacer frente con su nave a piratas espaciales (o eso insinúan), pero también es un hombre que dice directamente que se está volviendo más cascarrabias con la edad. Un hombre inteligente, que se fascina por las cosas que va descubriendo (siempre anota lo que observa de los seres que habitan en el planeta) y capaz de sobreponerse a las dificultades, pero estas no son las cualidades un héroe idealizado, ni mucho menos de un dios. En el fondo son las cualidades que tienen las personas que triunfan en la vida real, aquí no valen la magia de los superpoderes.
Vale, es una persona con una voluntad inquebrantable, pero en el fondo solo es un hombre que lucha por sobrevivir y poder llegar a casa para ver a su familia. ¿Su poder? Una mente estratégica y la capacidad de administrar sus recursos con gran eficiencia. Son cualidades que todas las personas tenemos aunque algunas en mayor medida que otras. Pero es justo lo que los Pikmin necesitaban. Olimar nos demuestra que cualquiera puede ser un héroe porque los seres humanos podemos adaptarnos a casi cualquier solución y tenemos para ello una de las mejores armas jamás vistas: nuestra mente. Esa mente que ha llevado a Olimar a erigirse como el salvador de una especie, a ser un confiable capitán de una nave y a librar la empresa para la que trabaja de la ruina.
El propio juego es una oda a esto, a la estrategia y administración de recursos. Cualquiera que lo haya jugado lo sabe.

Y esto es todo lo que tengo que decir. Espero sobre todo que hayáis disfrutado y que desde ahora intentéis buscar siempre el trasfondo que tienen los videojuegos, porque muchas veces se esconden grandes revelaciones entre la aparente simpleza de un juego de matar monstruos o saltar plataformas. Una vez más, me despido cordialmente.

12 18

18 comentarios

1 de July de 2017 - 17:28
#1 SKAPOKONENCIO
Realmente me ha gustado el artículo. Me encanta Pikmin 2 (aún tengo pendiente los otros) y este artículo realmente enseña que es una saga que es mucho más de lo que aparenta.

Alguna vez he escuchado que los Pikmin son simplemente los Rabbids o los Minions de Nintendo, pero están completamente equivocados. Y este artículo es la respuesta a "¿y por qué no lo son?"

12 1 1

1 de July de 2017 - 17:51
#4 RALDDY
Vrutal por favor permitir más de 800 caracteres que aunque se escucha como mucho en la practica limita mucho el expresa todo en un comentario

9 1

1 de July de 2017 - 17:35
#2 FRIKININColaborador
Uau.. vaya. Nunca había mirado a la saga de Pikmin tan profundamente. Recuerdo que tengo por ahí Pikmin 1 y 3, que pillé de segunda mano por menos de 10 euros, les eché un par de horas pero no me llegaron a enganchar, aunque probablemente porque me pilló desinteresado en este tipo de juegos ... Creo que tras leer esto, quizás le doy otra oportunidad a la saga. Genial artículo.

8 1 1

1 de July de 2017 - 17:47
#3 RALDDY
Excelente artículo y me diste una nueva visión respecto a pikmin una franquicia que no me llamaba la atención. Es por este tipo de cosa que Nintendo es mi compañía favorita, no necesita el hiper-realismo o que su juego sea de clasificación M para ser maduro, sus historias son sencillas y fáciles de comprender a primera vista pero con un gran trasfondo e impacto emocional.
Claro esto no significa que juego como uncharted,GOW o Halo no deberían existir, pero la industria se ha polarizado por juegos de este estilo

8 1 1

1 de July de 2017 - 18:10
#6 JUANCUESTAJURADOColaborador
#1 @skapokonencio #3 @ralddy Gracias, es justo lo que buscaba, mostrar esa "cara B" de este juego. Eso sí, lo de los Minions de Nintendo no lo había oído en mi vida; es cierto que últimamente les dan ese carácter de un grupo curioso y simpático pero eso ya es pasarse.
#2 @frikinin Eso sí, y respecto a lo tuyo, por desgracia el gameplay no se ajusta con esto. Quizá el juego te llama un poco más la atención pero si de primeras no te convencía el estilo no tiene por qué gustarte más ahora

5 0 1

1 de July de 2017 - 20:13
#7 HOMBRE_DE_LA_GABARDINA
Necesitamos uno de estos pero de Kirby

2 0 2

1 de July de 2017 - 22:23
#8 NITCIS
#6 @juancuestajurado Esperaba que hablaras de que papel pudieron tener los humanos en los pikmin, porque las cebollas no son producto de la naturaleza ni aqui ni en la china popular.
Ademas, hay otras cosas... no es que las bolsas de papel no esten degradadas, sino que el las pikmin short movies se veen unos zapatos nuevisimos, y que en pikmin 3 encuentras un mobil con bateria... Realmente es futuro postapocaliptico en siglos, o los humanos se han desintegrado recientemente? Donde estan las ciudades? Y sobretodo:

Donde esta pikmin 4!!!! Dijisteis que estaba en sus ultimos toques hace dos años!!!! Where???!!!!

2 0 1

1 de July de 2017 - 17:52
#5 DLCOLOMBIA
La trama de pikmin 3 es parecida a WALL-E o Trigun.una de las cosas que me gustan de nintendo es que se arriesgan a innovar.esto dicho desde mi punto de vista como espectador. Ahora voy a buscar la historia oscura detras de buscaminas

2 1

4 de July de 2017 - 11:36
#14 INAZUMA_GT
Personalmente pikmin me encanta aunque no sea una saga que completara los 2 primeros (el tercero directamente ni lo jugué, no me mires, no tengo wii u :'c), y nunca me puse a pensar en todo eso, es lo que me gusta de nintendo, te da lados oscuros que tienes que descubrir. Estoy esperando que MUESTREN YA EL P**O PIKMIN 4! No se si me llegaré a pillar el de 3ds (no money por ahora).

Me arrepiento que no viera antes el artículo por pereza, ha estado genial

1 0 1

2 de July de 2017 - 03:31
#9 PEANUT_BUTTER_JELLY_TIME
https://www.youtube.com/watch?v=9rAEdEfdYbo

Aquí la canción de Ai no Uta con letra en español.

Me siento como un monstruo horrible D':

1 0 1

3 de July de 2017 - 16:08
#12 BYROK
¡Me ha encantado este artículo!

1 0 1

2 de July de 2017 - 17:03
#10 JUANCUESTAJURADOColaborador
#8 @nitcis Realmente ahí hay un agujero de cuidado; por el estado del planeta parecen muchos siglos, pero algunos objetos están nuevos. Eso es un problema a solucionar

#9 @peanut_butter_jelly_time No es culpa tuya, los pobreticos son así

#7 @hombre_de_la_gabardina Kirby es de mis sagas favoritas, pero me temo que en mi vida he sido capaz de encontrarle algo de coherencia

1 0

4 de July de 2017 - 11:56
#15 JUANCUESTAJURADOColaborador
#12 @byrok ¡Muchas gracias!
#14 @inazuma_gt Sep, yo tampoco completé los dos primeros. SOn desesperadamente difíciles. Tendré que ponerme. El 4 espero que no salga solo para New3DS porque sería una castración
#13 @arroutado Me alegro haberlo motivado. La verdad es que es un estilo de juego raro, yo nunca había visto nada parecido. También está para Wii con New Play Control

0 0 1

4 de July de 2017 - 12:07
#16 INAZUMA_GT
#15 @juancuestajurado de hecho creo que está confirmaod que pikmin 4 no es hey! pikmin

0 0

7 de July de 2017 - 10:50
#17 RAGNAROGK
DELANTE SUYA, DELANTE SUYA, DELANTE SUYA, DELANTE SUYA
Para alguien que escribe tanto poner eso es muerte.

0 0

18 de May de 2019 - 14:16
#18 JUANCUESTAJURADOColaborador
#7 @hombre_de_la_gabardina uy llego dos años tarde pero acabo de encontrar este comentario y...

https://www.vrutal.com/noticias/33930-articulo-los-personajes-de-kirby-de-los-mejores-de-la-saga

Y cuando acabe los exámenes haré uno sobre el lore

0 0

2 de July de 2017 - 20:07
#11 ELALDEANO
Yo descubrí Pikmin viendo un gameplay del primer juegode mi Youtuber favorito, ojalá hubiese sabido de la existencia de Pikmin mucho antes porque lo que vi me encantó y si sacan el 4 para la Switch lo compraré seguro.

0 0

3 de July de 2017 - 16:36
#13 ARROUTADO
Tengo una GameCube a la que sólo juego de vez en cuando al metroid prime 2. Quizás me pille el pikmin de segunda mano y descubra una saga nueva. No la conozco más que de oídas, pero gracias a este artículo me despertó la curiosidad.

0 0 1

Deja tu comentario

Necesitas estar registrado o iniciar sesión con tu cuenta Memondo para poder participar.